Un día de caza por los rastrillos.

El fin de semana es ideal para recorrer unos cuantos kilómetros y acercarse a uno de los innumerables rastrillos donde podemos encontrar a bajo precio algún que otro aparato de radio con el cual distraerse.

Y como muestra un botón. Aquí os dejo unas fotos de “la cacería” con mi sobrino Salva (el de la radio a cuestas) jejej…

 

¡¡ Misión cumplida 🙂 !!